Llave Morse, Keyer morse, accessorios morse

Hay al menos dos buenas razones para retomar la telegrafía o iniciarse en ella en estos tiempos centrados en los modos digitales. ¿Es usted uno de los OM que desea refrescar sus antiguos conocimientos de morse, que fueron indispensables en el examen para obtener la licencia? ¿O se aficionó a este modo de trabajo muchos años después, tras la obtención de su licencia de radioaficionado y la supresión del examen obligatorio de código Morse? Entonces, lo está haciendo "voluntariamente", por así decirlo, lo que es una buena manera de empezar a aprender código Morse desde cero. Un modo de funcionamiento en el que el operador participa directamente con sus conocimientos y habilidades.

Artículos 1-10 de 53

Filtro
  1. Preppcomm Multi-Band Morse Code Transceiver 80/40/20m
    Preppcomm Multi-Band Morse Code Transceiver 80/40/20m

    Transceptor QRP CW de 3 bandas con decodificador/codificador de código Morse integrado, pantalla táctil

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    Ver accesorios
    569,00 €
    incl. IVA más gastos de envío 478,15 €
    SKU PRP-MMX804020
  2. Preppcomm MMX-ZERO Morse Encoder/Decoder
    Preppcomm MMX-ZERO Morse Encoder/Decoder

    Decodificador/codificador de CW inteligente con excelente reconocimiento, pantalla táctil en color.

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    429,00 €
    incl. IVA más gastos de envío 360,50 €
    SKU PRP-MMX-ZERO
  3. Bencher BY-1 Paddle, cromada, Placa base negra
    Bencher BY-1 Paddle, cromada, Placa base negra

    BY-1 Squeeze key, lacada en negro y la base plateada, parte mecanica cromada

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    301,90 €
    incl. IVA más gastos de envío 253,70 €
    SKU 26480
  4. Bencher BY-2 Paddle, chrome, Base plate chrome
    Bencher BY-2 Paddle, chrome, Base plate chrome

    Mecanismo de apriete BY-2 con placa base cromada y accesorios cromados.

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    289,90 €
    incl. IVA más gastos de envío 243,61 €
    SKU 26485
  5. MFJ-461 Decodificador Morse con pantalla LC
    MFJ-461 Decodificador Morse con pantalla LC

    La pantalla LC muestra el texto y la velocidad, o el texto recibido en dos líneas.

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    167,50 €
    incl. IVA más gastos de envío 140,76 €
    SKU MFJ-461
  6. Vibroplex Paddle Deluxe cromo, palanca roja
    Vibroplex Paddle Deluxe cromo, palanca roja

    Acabado completamente en cromo, muelles ajustables, rodamientos de rubí

    Disponible en 50 dias

    Ver accesorios
    289,90 €
    incl. IVA más gastos de envío 243,61 €
    SKU 26310.DELUXE
  7. VGC Vero CK-20 llave manual, acero galvanizado, botón negro
    VGC Vero CK-20 llave manual, acero galvanizado, botón negro

    Llave Morse pesada, de muy alta calidad, diseño clásico. Palanca de llave antideslizante, montada sobre rodamiento de bolas, incl. cable y enchufe.

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    189,00 €
    incl. IVA más gastos de envío 158,82 €
    SKU CK-20
  8. Preppcomm DMX 40m Morse Code Transceiver
    Preppcomm DMX 40m Morse Code Transceiver

    Transceptor QRP CW en banda de 40 m con decodificador/codificador de código Morse integrado, pantalla táctil

    Disponible, envio en 1 o 2 diás

    Ver accesorios
    399,00 €
    incl. IVA más gastos de envío 335,29 €
    SKU PRP-DMX40

Artículos 1-10 de 53

Filtro

FAQ

¿Qué es una tecla Morse?
Una tecla Morse es un dispositivo utilizado para convertir el código Morse en señales eléctricas y transmitirlas. Se utiliza principalmente para el funcionamiento de sistemas de radio y comunicaciones.
¿Qué es un keyer?
Un keyer es un dispositivo o software utilizado para generar y transmitir automáticamente el código Morse. Puede ser manual o controlado por computadora y facilita el envío de código Morse.
¿Para qué se utilizan las teclas Morse y los keyers?
Las teclas Morse y los keyers se utilizan principalmente para el funcionamiento de sistemas de radio y comunicaciones, en particular en el ámbito de la radioafición (Ham Radio). Se utilizan para enviar y recibir código Morse, que luego se utiliza para transmitir mensajes y datos.
MagLoops-WiMo-Head
Del siglo XIX a nuestros días:

el desarrollo y la importancia de la telegrafía en retrospectiva histórica

¿Qué importancia tuvo la telegrafía en el pasado?

La telegrafía por cable terrestre y marítimo del siglo XIX fue sustituida por la teleimpresora en la siguiente etapa. La telegrafía fue la solución técnica más sencilla para las primeras aplicaciones de la radiotecnología a principios del siglo XX, ya que un transmisor se encendía y apagaba al mismo tiempo que el código Morse. En la estación receptora, una grabadora de banda registraba el código Morse o la grabación se hacía escuchando al operador de radio y escribiéndolo directamente en texto plano. Este último método tenía la ventaja de que permitía escuchar y analizar incluso señales muy débiles. Ni siquiera la radiotelefonía, introducida más tarde, podía conseguirlo, ya que la inteligibilidad de la voz tiende a terminar con la misma intensidad de señal. Las numerosas abreviaturas operativas y los llamados grupos Q permitían comunicarse en el marco de las operaciones sin necesidad de conocer idiomas extranjeros.

Es posible que las ventajas de estos inventos se reconocieran por primera vez en la navegación marítima. A más tardar tras el hundimiento del Titanic en 1912, se reconoció que todo buque oceánico debía estar equipado con una estación radiotelegráfica además de las telecomunicaciones públicas, principalmente para la comunicación en caso de emergencia en el mar.

Estas características de la radiotelegrafía hicieron que este modo de transmisión, aunque con una importancia decreciente, siguiera utilizándose en la radio marítima hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX.

¿Qué importancia tiene hoy el código Morse?

Cuando se trata de transmitir mensajes de forma segura, sin errores y con rapidez, hoy en día existen otros modos de operación digitales que permiten corregir errores y automatizar la transmisión de mensajes. La comunicación profesional actual ya no sería posible sin estas tecnologías, aunque sólo fuera por el volumen de datos que implican. Por ello, no es de extrañar que la telegrafía haya perdido importancia en la "radio profesional".

La telegrafía en la radioafición

La telegrafía sólo ha sobrevivido en la radioafición y es mantenida por una fiel comunidad de aficionados. Alrededor de 2300 miembros están organizados en el mayor club europeo de telegrafía, el Arbeitsgemeinschaft Telegrafie (AGCW-DL e. V.). En colaboración con el Club Alemán de Radioaficionados (DARC e. V.), fue reconocida como patrimonio cultural nacional y se presentó una solicitud a la UNESCO para que la telegrafía fuera reconocida como patrimonio cultural mundial.

Los radioaficionados cultivan la telegrafía, en parte por tradición y porque este modo de operación implica un cierto "aspecto deportivo" de mejora constante de sus habilidades de escucha y transmisión. Esto va desde los confiables QSO en CW, hasta las competiciones de alta velocidad. Numerosos diplomas de radioaficionados también pueden obtenerse exclusivamente en CW junto con otros modos de operación o sólo se anuncian como diplomas de telegrafía desde el principio.

El argumento de que un QSO en CW todavía es posible allí donde no lo es con la radio de voz, hace tiempo que fracasó y no tiene por qué utilizarse necesariamente. En tiempos en los que los modos de operación digitales todavía hacen que las señales sean audibles y visibles por debajo del nivel de ruido, esto ya no es cierto. Pero esta comparación tampoco es adecuada, porque con los QSO en CW, el reto reside en la actuación personal y la habilidad del operador, comparable a la de un músico que domina su instrumento.

De los manipuladores a los decodificadores de CW: la variedad de manipuladores telegráficos y sus áreas de aplicación

Manipuladores verticales

El manipulador vertical, también conocido como llave de golpe, es el tipo original de llave Morse. En los primeros tiempos de la telegrafía terrestre alámbrica, había teclas que realmente se golpeaban. Es posible que esta práctica se utilizara inicialmente para velocidades de transmisión bajas. Con las velocidades más altas de la radiotelegrafía a más tardar, ya no es posible formar los caracteres del código Morse con precisión con esta posición de la mano, ya que esto hace que el rebote de las teclas sea inevitable. Los dedos índice y corazón deben colocarse en el borde superior de la tecla, el pulgar ligeramente por debajo, en el borde inferior. De este modo se garantiza que el movimiento vertical de la pulsación se guíe con seguridad. El movimiento de palpación no debe realizarse con todo el antebrazo, sino sólo desde la muñeca. Aquí ayuda la idea de que el contacto electríco no se encuentra en la llave Morse, sino debajo de la muñeca. También es ventajoso que todo el antebrazo descanse sobre la mesa de la estación hasta el codo y no siga los movimientos. Esto también permite conseguir un ritmo limpio de hasta 100, 120 bpm durante periodos de tiempo más largos. ¿Aún ambiciona un botón manual? Una vez aprendido, es divertido utilizar una tecla de mano, los movimientos de la mano corresponden 1:1 al ritmo del código Morse.

Teclas semiautomáticas

Desde temprano se intentó automatizar la generación del código Morse, incluso antes de que la tecnología estuviese preparada para resolver esta tarea electrónicamente. Esto dio lugar a las llamadas teclas semiautomáticas, de las que la Vibroplex Standard es la representante más destacada, que se han construido casi sin cambios desde 1905 hasta nuestros días. El mecanismo consiste en una sola paleta que se acciona con el pulgar (puntos a la derecha) y el índice (golpes a la izquierda). Los puntos se generan automáticamente mediante un dispositivo mecánico de péndulo, mientras que los trazos se siguen haciendo individualmente con el dedo índice. El movimiento horizontal de la mano cansa menos y permite una mayor velocidad de pulsación.

El término "bug key" requiere una explicación: en aquella época se llamaba "bichos" a los operadores de radio con mala letra. Se necesitaba un largo periodo de entrenamiento para producir caracteres medianamente legibles. Incluso con la práctica en el uso de estas teclas, costaba acostumbrarse a la "escritura a mano", ya que no correspondía a la proporción habitual de 1:3 entre puntos y rayas, sino a una proporción de 1:2 con la secuencia de puntos acortada. Como resultado, el término "bicho" también se pegó a estas teclas. No obstante, hay OM que utilizan tradicionalmente las teclas "bug" y pueden reconocerse inmediatamente por su escritura característica.

Keyer - teclas Morse electrónicas

Si el uso de la llave de mano o de una llave mecánica semiautomática le parece demasiado deportivo y no se siente en absoluto cómodo con él, entonces utilice un manipulador electrónico (Bug o Wabbler). El término "keyer" se utiliza tanto para la mecánica pura del codificador como para la unidad completa formada por mecánica y electrónica. No hay ninguna razón para no utilizar este tipo de llaves. También hay que aprender a manejarlas. La longitud de los puntos y rayas se genera automáticamente; tú controlas el número de puntos y rayas, su secuencia y el espaciado entre caracteres. Si se domina correctamente, esto supone un alivio considerable. Son posibles velocidades de tecleado muy altas, hasta el rango de alta velocidad, mucho más allá de los 200 bpm. Las llaves con una sola paleta ya son bastante raras. La tecnología de pulsación con una llave de dos paletas se ha generalizado. Junto con una memoria de puntos, esta tecnología reduce considerablemente el número de movimientos de la mano que siguen siendo necesarios.

Un codificador con dos palancas también permite la llamada "pulsación rápida" si la electrónica está configurada en consecuencia. La capacidad de emitir una secuencia de caracteres alterna cuando se pulsan simultáneamente ambas palancas se conoce como Iámbica. En el modo A, los puntos y las rayas se añaden automáticamente a toda la longitud como último carácter, incluso si la paleta correspondiente se suelta antes de tiempo. En el modo B, también se utiliza siempre un último elemento de carácter opuesto (punto o guión) si se suelta la paleta correspondiente un poco tarde. El Modo A se ha generalizado. Es muy difícil pasar del Modo A al Modo B. Por este motivo, un manipulador versátil debería poder elegir siempre entre los dos modos Iámbicos.

Durante la transición de los teclados de corcheas mecánicos a los teclados electrónicos, se mantuvieron los lados, puntos a la izquierda y rayas a la derecha. De lo contrario, habría habido que acostumbrarse. Hoy en día, sin embargo, nada impide invertirlo. A algunos OM les resulta más fácil manejar los trazos con el pulgar y los puntos con el índice. Algunos teclados electrónicos disponen ahora al menos de una opción de conmutación interna para ello.

¿La electrónica del manipulador está integrada en la radio o es externa?

Si la electrónica del manipulador ya está integrada en el transceptor, sólo hay que conectar una llave. Por un lado, esto es práctico y reduce el "desorden de cables" en la mesa de la estación que surge rápidamente con los equipos externos. Por otro lado, la electrónica de botones interna puede resultar muy poco práctica en la operación de la radio si sólo se puede acceder a los ajustes, en particular a la velocidad de transmisión, a través del menú del transceptor. Si hay que ajustar la velocidad de transmisión durante un QSO porque la otra estación tiene QRM o un recién llegado no puede leer bien la velocidad demasiado alta, no es posible reaccionar con rapidez. Uno simplemente desearía que hubiera un mando giratorio independiente para este ajuste. Por desgracia, apenas hay transceptores que tengan esta función "separada" del menú. La electrónica de teclas externa con una opción de ajuste rápido (mando giratorio o al menos botones arriba/abajo) es más adecuada para la práctica de la radio y es la mejor solución. Para ello, se desactiva la función de manipulador interno del transceptor y se conecta la salida de manipulador de la llave electrónica externa a la entrada para la llave manual.

Manipulador en concursos y decodificador de CW

Los manipuladores de concurso son un accesorio útil para las operaciones de concurso. De todas formas, el contenido del QSO de concurso se limita a lo esencial, por lo que la operación de radio puede automatizarse en gran medida con numerosas funciones de memoria y funciones especiales como números de QSO y de concurso consecutivos y generados automáticamente.

El código Morse no fue originalmente diseñado y optimizado para ser leído por máquinas. Sin embargo, puedes ir un paso más allá con un descodificador de CW. Este decodifica los caracteres del código Morse y los hace visibles en texto plano como texto desplazable en una pantalla LC o en una pantalla externa. Estos descodificadores están disponibles como dispositivos externos o, por ejemplo, con CwGet, como solución de software. Un codificador CW permite la entrada de texto a través de un teclado y su salida como código Morse.

Variedad en el mundo de las teclas Morse: Visión general de la selección de dispositivos y accesorios Morse de WiMo

Actualmente hay más de 30 productos disponibles en la categoría de WiMo "Teclas Morse, teclados y accesorios". La marca Vibroplex está presente con numerosas versiones de su llave semiautomática de arco tradicional. Vibroplex también ofrece llaves de doble paleta y de paleta única, así como llaves de mano convencionales, algunas de las cuales también están disponibles como kits. Para estas últimas, se utiliza el latón para el mecanismo y la madera o el acero para las placas base de algunos modelos inspirados en la antigua telegrafía terrestre. Sin olvidar el legendario Bencher, cuyo mecanismo de apriete cromado está disponible en tres versiones diferentes sobre una placa base negra o cromada. La contrapartida viene con una pala doble de diseño similar de MFJ, también en cromo o sobre una placa base negra. VGC utiliza un botón manual totalmente cromado con una palanca de rodamientos.

Independientemente del botón de pala simple o doble que utilice, si su transceptor no dispone de electrónica adecuada o no desea utilizarla, necesitará una solución externa. Para esta tarea, encontrará manipuladores de memoria CW y manipuladores CW con decodificador Morse integrado en las gamas de productos MFJ y CG-Antenna.

Optimiza los transceptores Icom:
WiMo ofrece un teclado especial y varias soluciones de conexión para teclas Morse

WiMo ofrece un teclado especial para los transceptores Icom IC-705 y -7610 para recuperar las teclas de la memoria interna.

Los cables de conexión listos están disponibles para conectar las llaves de Morse. La gama abarca desde cables de conexión sencillos (2 hilos, apantallados) hasta cables de conexión CAT especiales de microHAM. Para aprender el código Morse, puedes elegir entre varios entrenadores electrónicos de Morse y tutores de Morse de MFJ.

Transceptor QRP con decodificador y codificador CW: Experimenta el código Morse activamente con las innovadoras soluciones de PreppComm

Si no quieres aprender el código Morse, pero aún así quieres decodificarlo y participar activamente en la telegrafía, puedes usar un decodificador CW para seguir los QSO como un ticker en la pantalla LC. Con un codificador adicional integrado, se pueden introducir textos a través de un teclado y enviarlos como código Morse. PreppComm va un paso más allá y ofrece dos transceptores QRP, cada uno con un decodificador y codificador de CW integrados. La versión de 3 bandas tiene 80, 40 y 20 m a bordo, la versión monobanda la banda de 40 m.

Métodos eficaces para aprender el código Morse:
el método Koch, de eficacia comprobada, y su aplicación práctica en el curso de Morse

Entre varios conceptos diferentes para aprender el código Morse, el "método Koch" publicado por Ludwig Koch en 1936 ha demostrado su eficacia. Se basa en la práctica de la grabación de audio con caracteres del código Morse compuestos de la forma más diferente posible, que se emiten a mayor velocidad y con mayor espaciado entre caracteres. Sobre esta base, también se ha impuesto el método que comienza con las letras "e t v kp". Sólo cuando se domina a medias el alfabeto morse escuchándolo tiene sentido empezar a transmitir.

Con la ayuda de un curso de código Morse, preferiblemente en presencia de una organización local DARC o VFDB, con la ayuda de un tutor Morse o entrenador Morse, así como por radio o utilizando un medio de almacenamiento en casa, el aprendizaje es posible para todo el mundo. Cualquiera puede alcanzar el objetivo de "60 bpm" (letras por minuto), el antiguo requisito de examen para la licencia de clase A. Esto significa que ya puede aventurarse en las bandas y participar en el tráfico radio telegráfico a una velocidad moderada.

Perspectivas a futuro del morse en la radioafición: por qué la telegrafía conserva fieles seguidores a pesar de la digitalización

Al menos en la radioafición, el código Morse sigue siendo relevante en la era de la digitalización. De momento, la telegrafía conservará una firme base de aficionados.

La radio táctil real se da cuando se requiere un proceso mental de los operadores humanos implicados que afecte directamente al código para generar y/o recibir el código (cita del manual CW © 1982 DARC-Verlag, Baunatal)

¡Esta es precisamente la fascinación que todavía motiva a algunos OM a utilizar un manipulador!